¿Qué es la Sincronización de Hemisferios Cerebrales?

El cerebro dispone de un sistema de manejo y procesamiento de la información, que logra la resolución a las situaciones cotidianas o inesperadas del día a día, logrando un estado de salud mental. Esto significa que ante cualquier evento inesperado el cerebro tiene capacidad de manejarlo, de procesarlo, hasta que desaparezcan las emociones negativas asociadas al mismo, y logrará que el suceso nos sirva de aprendizaje y sea integrado para ser usado en el futuro, ya que se queda en nuestro inconsciente, como una herramienta.

¿Para qué sincronizamos?

Como sabéis tenemos dos hemisferios cerebrales que están comunicándose constantemente, intercambiando información.

Teniendo en cuenta que nuestro organismo tiende a estar sano, cuando una situación inesperada nos impacta o nos perturba, nuestro cerebro puede desequilibrarse, perder esa sincronicidad, quedando ese hecho atrapado en el hemisferio derecho, con la imagen, los sonidos, las creencias negativas que producen ese hecho y sin poder acceder a los recursos, a la experiencia que reside en el hemisferio izquierdo, no pudiendo procesar la información de manera adecuada.

Para superar esto debemos poner en marcha toda esa información estancada en el hemisferio derecho y que sea procesada.

Sincronización de hemisferios cerebrales

Cuando limpiamos el pasado ¿a dónde va?

Los dos hemisferios están conectados por el cuerpo calloso, que es como 50 millones de puentes (como si fuese fibra óptica) que conectan un hemisferio con otro, cuando ocurre una situación inesperada o un hecho traumático el puente se levanta, dejando el hecho en el hemisferio derecho.  Con la sincronización de hemisferios cerebrales lo que hacemos es volver a conectar ese puente entre un hemisferio y otro y que la información fluya de nuevo.

En el hemisferio derecho no tiene habla ni lenguaje, esto está en el hemisferio izquierdo: el centro de Wernicke – que rige la comprensión del lenguaje y el área de Broca que rige el lenguaje hablado y escrito.

El hemisferio derecho rige todo lo nuevo y el trauma o lo inesperado siempre es nuevo, cuando hay repetición o se vuelve familiar ese recuerdo pasa al hemisferio izquierdo.  Con esta técnica lo que hacemos es que el trauma se vuelva familiar por lo que pasa al hemisferio izquierdo (donde están los recursos) y se procesa.

Qué es la Sincronización de Hemisferios Cerebrales por la coach Inés Taveira

Esto lo hacemos con unas gafas especiales, las gafas de Schilffer o con la técnica de un ojo por vez.

Primero le preguntamos a la persona sobre el hecho en sí, qué emociones siente y dónde las siente en el cuerpo, medimos la intensidad porque así la persona puede evaluar sus progresos, los cambios que van pasando a medida que vamos trabajando, después ponemos las gafas que dejan entrar la luz por el ojo izquierdo (hemisferio derecho) y volvemos a preguntar que desde aquí (hemisferio derecho) que emociones siente, dónde las siente en el cuerpo y con que intensidad, luego cambiamos al otro hemisferio y así vamos enseñando el evento desde varios puntos de vista y poco a poco va procesando y dándose cuenta que eso ya paso hace tiempo, está en el pasado.  Es increíble como va cambiando la escena, los colores, las emociones, las submodalidades, … hasta que se procesa.